La mecánica y tecnología en un camión

La mecánica de los camiones es más compleja de lo que parece, así que presta atención a este artículo para conocer más a fondo cómo engranan las piezas de un vehículo pesado.


Funcionalidad y mecánica de los camiones

Los vehículos industriales son máquinas muy potentes, todas ellas diseñadas para ser funcionales y transportar mercancías durante largos trayectos. Se trata de obras de ingeniería realmente versátiles y necesarias para la logística de un país.


La mayor parte de camiones disponen de motores diésel robustos y con mucha potencia, además de un gran par de torsión. Un motor diésel se caracteriza por hacer consumos más reducidos que uno de gasolina y mejora el rendimiento a bajas revoluciones. Por eso, es el preferido de los pesos pesados del transporte.


Los vehículos industriales suelen incorporar, según su capacidad de carga, un sistema hidráulico/neumático que controla su funcionalidad. También están equipados con elementos de ayuda a la conducción para mejorar la seguridad durante la conducción.


Además, este tipo de transportes cuentan con motores eléctricos adicionales para posibilitar tareas secundarias como elevar una plataforma, movilizar una grúa o rotar una cuba. Como ves, son vehículos muy bien equipados y mecanizados de forma muy completa.


Mecánica para los camiones de última generación

Los pesos pesados de la carretera han experimentado una gran evolución técnica en los últimos años. Hoy en día, ya podemos ver camiones con motores eléctricos y de hidrógeno.


Camiones con motor eléctrico

El mecanismo de los camiones eléctricos es homólogo al de los coches que utilizan la energía eléctrica para su funcionamiento. Este tipo de vehículos están provistos de uno o más motores alimentados por una batería enchufable a la toma de corriente eléctrica. La potencia, en este caso, es sinónimo de eficiencia.


Aunque, los contras de este tipo de motores superan los pros, frente a los clásicos de la combustión. La carga de las baterías es aún muy lenta, su durabilidad corta, el peso excesivo y su precio muy alto.


Los camiones eléctricos no pueden competir en dinamismo y precio con los tradicionales. No obstante, la tecnología avanza día a día y la ingeniería logrará aportar mejoras a medio plazo.


Camiones con motor de hidrógeno

Los camiones de hidrógeno tienen un funcionamiento muy similar al de los eléctricos. Disponen de uno o varios motores con batería encargados de generar el movimiento. Solo que, en este caso, la electricidad se consigue de la hidrólisis y no de la carga enchufable.


¿En qué cosiste la hidrólisis? Se trata de un proceso electroquímico por el que el hidrógeno almacenado reacciona con el oxígeno y produce agua. Esta reacción genera una corriente de electrones que moviliza los motores.


El combustible de este tipo de vehículos es el hidrógeno, ventaja e inconveniente al mismo tiempo. Aunque estos camiones no emitan gases contaminantes, la obtención de esta materia precisa una gran cantidad de energía procedente de fuentes no renovables.


Como ves, la mecánica y la tecnología de los camiones avanza a pasos agigantados. Si quieres trabajar en ello, fórmate con grandes profesionales del sector. ¡Contacta con nosotros!

9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo