¿Para qué sirve un sensor automotriz?

Los vehículos modernos incorporan, cada vez más, mecanismos electrónicos para facilitar al conductor su manejo. No obstante, es importante poder controlar el buen funcionamiento de todos los equipos para evitar problemas en el funcionamiento del coche. Por ello, los vehículos cuentan con diferentes tipos de sensor automotriz que permiten monitorear todas las operaciones que se están ejecutando. En este artículo hablaremos sobre su utilidad y funcionamiento.


¿Cómo funciona el sensor automotriz?

Su funcionamiento es bastante sencillo. En cuanto recibe una magnitud física, como pueden ser la temperatura o las revoluciones del motor, dicho sensor la procesa y la convierte en impulsos eléctricos, que son enviados al ordenador del vehículo. Esto también incluye magnitudes de tipo químico, como la calidad del aire o los gases emitidos en el tubo de escape.

En el ordenador se procesan todos los datos para que estén dentro de los parámetros adecuados, garantizando así el buen funcionamiento del motor. Por ello, el sensor automotriz es una pieza de gran importancia, ya que contribuye a detectar cualquier anomalía que pueda afectar al rendimiento del coche. De hecho, en los cursos de mecánica se hace especial hincapié en este tipo de elementos.


Tipos de sensores

En el mercado puedes encontrar vehículos de gasolina, diésel y eléctricos. Todos ellos disponen de diferentes tipos de sensores automotrices. Según la función que ejecuten y tipo de señal de salida, los podemos clasificar de la siguiente manera en diferentes bloques.


- Por función

Son aquellos sensores que efectúan funciones como las tareas de mando y control, así como el seguimiento del sistema de frenos ABS. También llevan a cabo labores de seguridad como la gestión de las alarmas antirrobo. Asimismo, monitorean el estado del vehículo.


- Por tipo de señal

Cada señal es comunicada, de manera directa o indirecta, al ordenador del motor para que pueda procesar toda la información y así poder ejecutar correcciones o acciones en el coche. Los diferentes tipos de señales que este tipo de sensores emiten son:

  • Analógicas. Su magnitud y periodo en el tiempo pueden variar. Por ejemplo, esta es la que se produce con el sensor de temperatura.

  • Digital. Este tipo de señales se representan con valores discretos. Una muestra de ello lo puedes encontrar en el tren de impulsos que generan las revoluciones del motor.

  • Pulsantes. En este caso la señal se genera en un solo sentido y no cambia con respecto al tiempo.

¿Cómo probar un sensor en el mantenimiento y reparación de vehículos?

Como puedes ver, la función que tienen estos componentes en el vehículo es fundamental. Por ello, es importante poder comprobar que funcionan correctamente durante el mantenimiento y reparación de vehículos. Normalmente, la verificación se lleva a cabo en el taller con una máquina de diagnosis o un escáner automotriz. Estas máquinas se encargan de verificar el buen funcionamiento de los sensores y detectar posibles fallos.

Por otro lado, también se realiza un examen físico del sensor automotriz que incluye una revisión de los contactos eléctricos, el voltaje, la resistencia y sus conexiones.

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo