¿QUÉ SON LOS AMORTIGUADORES Y LOS PUNTALES?

El sistema de suspensión es una parte importante de un vehículo que ayuda a mejorar el manejo maximizando la fricción entre los neumáticos y la carretera.


Hay muchas partes diferentes que componen el sistema de suspensión, y cada una juega un papel en mantener el control del automóvil y suavizar la conducción. Los amortiguadores y los puntales son dos componentes que deben mantenerse en buenas condiciones para garantizar que la suspensión funcione de manera eficaz.


Siga leyendo para obtener más información sobre los struts versus los amortiguadores, qué hacen y cómo saber cuándo reemplazarlos.

¿Qué son los puntales?

Los puntales se consideran una parte estructural del sistema de suspensión. Por lo general, se usan en vehículos con tracción delantera, aunque a veces también se usan en vehículos con tracción trasera.


Un puntal combina varios componentes de suspensión en un solo ensamblaje. Las partes incorporadas incluyen amortiguadores y resortes helicoidales. El cuerpo del puntal se conecta a un muñón de dirección unido a un brazo de control inferior y una rótula, y los puntales reemplazan el brazo de control superior.


Los puntales ayudan a amortiguar los movimientos de los resortes helicoidales, que se utilizan para soportar el peso de un vehículo y mantenerlo manejándose correctamente sobre baches, colinas y otras imperfecciones en la carretera. Además de ayudar a mejorar el control del automóvil, los puntales ayudan a que los resortes soporten el peso del vehículo.


¿Qué son los shocks?

También conocidos como amortiguadores, los amortiguadores son partes que ayudan a controlar el movimiento de rebote y el impacto de los resortes y la suspensión en un vehículo. También son responsables de garantizar que los neumáticos permanezcan en contacto con la superficie de la carretera.


Los amortiguadores controlan los resortes y la suspensión convirtiendo la energía cinética en energía térmica que se disipa a través del fluido hidráulico. Los componentes clave del amortiguador que ayudan con este proceso incluyen un pistón, una bobina y un fluido hidráulico.


Cuando la suspensión de un automóvil está en movimiento, el fluido hidráulico pasa a través de los orificios del pistón. Solo se deja pasar una pequeña cantidad, lo que ralentiza el pistón y afecta el movimiento de los resortes y la suspensión.


Cuanto más rápido se mueve una suspensión, más resistencia tiene un amortiguador. Los efectos incluyen una tasa reducida de rebote en la carretera, balanceo y frenado en picado.


Puntales vs. Amortiguadores

Es posible que haya oído utilizar los términos puntal y amortiguador indistintamente, pero es importante tener en cuenta que son piezas completamente diferentes. Aunque ambos tienen funciones similares de amortiguar el movimiento de un vehículo para ayudarle a mantener el control en la carretera, no pueden utilizarse indistintamente.


La principal diferencia entre los dos radica en el hecho de que los amortiguadores son una parte estructural de la suspensión de un vehículo, mientras que los amortiguadores no lo son. Muchos vehículos tienen amortiguadores en un eje y puntales en otro, dependiendo del tipo de suspensión que tengan. Si bien este es el caso, no todos los vehículos tienen puntales y pueden utilizar muelles y amortiguadores separados en su lugar.


Puede saber si su vehículo tiene puntales o amortiguadores mirando, consultando el manual del propietario o preguntando a un técnico de automoción capacitado (que también puede decirle si necesitan ser reemplazados pronto). También puede leer a continuación algunos signos de que sus amortiguadores y puntales podrían estar desgastados.

6 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo